Lugares de Interes

Lugares de interés

Núcleo Urbano

1. Iglesia de San Antonio i San Diego

Esta iglesia fue construida en el siglo XIX en dos fases como ampliación de la antigua rectoría de los moriscos (siglo XVI), que constituye la capilla de la Comunión anexa. El estilo del conjunto es neoclásico, aunque actualmente ha sido reformada. En el interior podemos encontrar diferentes imágenes como la Divina Aurora, San Antonio de Padua y San Diego de Alcalá, a parte de tres retablos neoclásicos en madera tallada y decorada.

palmeres 

Vista del campanario 

esglesia

  Fachada de la Iglesia de S. Antonio y S.Diego
 

 

2. Calle Mayor

Esta calle se caracteriza por tener un trazado con curvas poco marcadas que dan al conjunto una serie de estrechamientos y ensanchamientos bien peculiares dentro del esquema del urbanismo del siglo XVII y XVIII propias de la zona. Además, podemos encontrar edificios con fachadas muy ricas en rejas y elementos ornamentales típicos de la arquitectura ecléctica y modernista.

 

carrer-major 

Fachadas modernistas   

major

      Vista de la calle Mayor

En otras calles se pueden ver casas típicas de campesino predominantes en el último tercio del S.XVIII y el primer tercio del S.XX con portales grandes para los carruajes y con fachadas con relojes de sol y cerámicas de diferentes santos. En este sentido, se puede encontrar una gran cantidad de relojes de sol en diferentes casas.
También, a la Calle mayor, se encuentra la Casa Abadía de estilo neogótico y antigua residencia del cura.

casa-abadia

Casa Abadia

 

Ruta natural y arqueológica

1. El Museo Arqueológico

El museo de Rafelcofer dispone de toda una serie de restos arqueológicos tanto de la época ibérica como romana descubrimiento en el Rabat, que son de vital importancia para conocer la cultura ibérica y la romanización en la comarca de la Safor. Para visitar el museo, hay que confirmar cita previa con el Ayuntamiento.

museu002  museu01

Restos de cerámica encontrados en la Ermita de San Miguel i el Monte Rabat, respectivamente

2. El Rabat y San Miguel

Al noroeste de Rafelcofer se encuentran las montañas del Rabat y de San Miguel que constituyen una bonita ruta paisajista e histórica por todo el término municipal. Dado que son dos montañas con alturas muy poco elevadas, pasear por ellas no resulta nada complicado y ofrece al visitante una bonita y agradable visión de toda la comarca, además de su importante valor arqueológico.
El Rabat, también conocido como Montaña de la Cruz, es un pequeño montículo de 176m de altura y más de 1km de longitud, situado entre los términos de Rafelcofer, Alquería de la Condesa y La Fuente de En Carroz, próximo al Castillo del Rebollet.
La cima llana, y parte del vertiente Sur y Norte, conocido como a Planura de la Cruz, están ocupadas por los restos del que debió de ser una gran población ibérica de nombre desconocido y es de gran riqueza en yacimientos prehistóricos fechados entre la mitad del S.V a. C y los primeros años del S.I a. C.

 

Excavaciones en el Poblado Íbero del Rabat. Años 80

En término de L´Alqueria de la Condesa, y dentro del vértice geodésico, se encuentran las llamadas Tablas de la Ley, dos enormes piedras lisas, llamadas así por su similitud con las conocidas tablas de la ley mencionadas a la Biblia.
En su cara norte se encuentra la Fonteta de Cuaresma, pequeña excavación destinada a la recogida de las infiltraciones producidas por la lluvia y que hoy día es un área recreativa.
A nivel botánico, podemos encontrar toda una serie de variedades de plantas aromáticas y medicinales, así como una espléndida vista panorámica, ya que desde su cima se puede contemplar toda la Safor.

Junto a la montaña Rabat, se encuentra el monte de San Miguel, una pequeña montaña de 54m de altura, apéndice semi aislado de la montaña del Rabat y situado al sudoeste del término municipal de La Alquería de la Condesa en la cima de la cual se encuentra la ermita dedicada San Miguel Arcángel, pero que es propiedad de La Fuente de En Carroz. La ermita, de estilo gótico del S. XVI, está edificada sobre una anterior, y se conocen restos de una villa romana.

Su situación estratégica, cerca del Camino de Xàtiva, conducía desde la ciudad romana de Saetabis (Xàtiva) hasta el puerto de Dianium (Dénia) y constituía un eje de comunicación.
El encuentro en el S.XIX de dos estelas funerarias con inscripción latín en término de Rafelcofer, situadas en el S.I, se relaciona con la probable existencia de una necrópolis imperial.

La existencia de una villa rústica alto imperial en la montaña de San Miguel, demuestran, según las excavaciones que desenterraron restos arqueológicos monumentales, que este es un yacimiento clave para el estudio de los inicios de la romanización en la Comarca de la Safor.
También se pueden encontrar restos de cerámica romana en los alijos de la Vega y del Alcudiola.

rabat 

Vista del Monte Rabat  

ermita

            Vista de la Ermita de San Miguel

3. Molinos y Partidores de agua

Rafelcofer se encuentra rodeado por una gran cantidad de campos de naranjo, distribuidos en diferentes partidas. La Huitena, la Runa, el Caracol, Sotaia, el Horteta, los Olivares, el Alcudiola, el Racó, la Vega y el Rabat rodean el pueblo y ofrecen al visitante un agradable paseo entre naranjos, especialmente placentero en primavera donde se puede apreciar el intenso olor de azahar que inunda todo el término de Rafelcofer.

Además de regodearse con el paisaje agrícola, Rafelcofer ofrece un recorrido por los varios partidores de agua, tan típicos de esta localidad. Construidos en 1849, pero de origen islámico, y situados a los dos extremos del pueblo, los partidores de agua, junto a los diferentes molinos, de Bas o del Mig, el de Sant Miquel, el de Fayos y el del Alcudiola, contribuyeron al crecimiento socioeconómico de la población ya que constituían una fuente de riqueza para la implantación y explotación intensiva de cultivos de regadío y para el aprovechamiento de la energía de la agua por medio de los molinos.

partidor  cano03

Vista de los diferentes partidores de agua